Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Entradas etiquetadas como ‘lágrimas’

¡Quien pudiera!


 

¡Quién pudiera…!

¡Quién pudiera humedecer con lágrimas la cara…!
¡Cómo envidio al que lava sus ojos con el llanto!
Yo no puedo…
Mi llanto es interior, seco, rastrero, criminal.

Mi llanto es especial.

Me destroza el corazón cuando me embarga.
Me hunde en recovecos abisales.
Me macera el alma con su fuerza,
produciéndome dolores infernales.

Mas los ojos permanecen inmutables,
y ni un rictus de dolor cambia mi cara.
¡Ojos secos, cual desiertos de arenales!
¡Mostrando impavidez falsa, engañosa!
¡Impasibles, cuando el daño me destroza!

¡Quién pudiera…!

Cuando aquellos que más quiero,
me laceran friamente
con acciones repugnantes y malvadas…

¡Quién pudiera…!

¡Quién pudiera humedecer con lágrimas la cara…!

© Antonio Pardal Rivas

Febrero, 2006

Anuncios

ANHELO



Anhelame cual yo te estoy soñando,
recuerdame, pues yo a ti no te olvido.
Y piensa cuando mires a la luna
que yo también la miro.

Si el pecho se te ahoga de tristeza
y evocas los antiguos días idos
eleva hacia la luna tu mirada
que yo allí estoy contigo.

Si lloras y contemplas entre lágrimas
el mar junto al que alegres nos unimos,
escucha atentamente su oleaje,
que lleva mis suspiros.

Que yo también suspiro recordando
los días en que ambos nos tuvimos
y muero lentamente, igual que tú,
al ver que te he perdido.

© Antonio Pardal Rivas

28-05-08


Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: