Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Torremolinos.


Los tristes avatares de la vida
robáronme cruelmente la pasión
que siempre se escondió en la trabazón
de mi alma en tu belleza derretida.

Con lágrimas de sangre en mi partida
sufrí por una injusta vejación,
dejándome partido el corazón,
llagado por artera y vil herida.

Hoy queda, -superada mi tristeza-,
la fe de aquel hermoso sentimiento
que alegre disfruté con tu belleza.

Nostalgia ya es tan sólo lo que siento
al ver, Torremolinos, tu grandeza,
que atisbo en mi forzado alejamiento.

© Antonio Pardal Rivas

31-03-07

Anuncios

Comentarios en: "Torremolinos." (4)

  1. La vida tiene esas cosas, a veces nos aleja de los lugares que amamos dejándonos una herida en el corazón que sólo y tan sólo el tiempo puede mitigar.Esos lugares donde se ha nacido y deja allí sus raíces, pero siempre se vuelve aunque sea para darle una mirada al cofre de los recuerdos. Con cariño, Mariel

  2. Tienes razón, Mariel, aunque no era en ese tema en el que yo pensaba cuando escribí esta poesía.

    Saludos

    Antonio Pardal Rivas

  3. chusjuditpaco dijo:

    Todo lo encuentro bien,MUY BIEN

  4. A todos los cerdos les llega su San Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: