Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Archivo para agosto, 2011

Ninfa. Soneto heroico.


Oh, ninfa que revuelas por el prado
con alas diamantinas de amaranto,
atiende mi placer y oye mi canto
al ritmo de tu vuelo acompasado.

Concédeme el almibar delicado
que nace florecido de tu encanto
inmerso en los colores de tu manto
fragante y por tu embrujo engalanado.

¡Tus alas son colores prodigiosos
que queman con immensa llamarada
de fuegos relumbrantes y amorosos!

Escucha mi canción en la alborada
y bésame los labios anhelosos.
¡Oh tierna compañera, dulce amada!

© Antonio Pardal Rivas.
15-6-10.

Sueños.


Sueña con el que siempre has deseado,
abrazada al calor de tu almohada.
Sueña, sueña, paloma enamorada,
con aquel que jamás vendrá a tu lado.

Sueña con el que nunca te ha abrazado
y por quien nunca habrás de ser besada,
aguardando impaciente la llegada
de ese Príncipe Azul, enamorado.

Y mientras tu cabeza va soñando
con amores que nunca has de encontrar,
yo, paciente, mi bien, sigo esperando

a que dejes, por fin, ya de soñar,
para darte mi amor que está aguardando
a poderte enseñar lo que es amar.

© Antonio Pardal Rivas.

Octubre 2006.

Recuerdos.


Hoy siento como mueren en mi mente
las ascuas de un amor, seco gladiolo
cubierto de silencio, y me acrisolo
hundido en la nostalgia de lo ausente.

Es tanto lo perdido en el presente
de un triste sinvivir marchito y solo,
que humilde en mi desdicha me desolo
llorando por mi vida amargamente.

Recuerdo muy lejano en lontananza,
plagado de ilusión, bello y altivo,
el sol de aquellos años de bonanza.

Y sé que lo perdí pues ya no vivo,
callada mi canción, con la añoranza
de un tiempo que en mi sueño es fugitivo.

© Antonio Pardal Rivas
28-02-08

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: