Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Dulcinea.


El halo inmarcesible de la luna,
el bello titilar de cada estrella,
no pueden compararse, mujer bella,
contigo, la sin par, como ninguna.

En Toboso tuviste tu alta cuna,
¡Oh preciosa y dulcísima doncella!
En la Mancha dejaste tu honda huella,
y Castilla gozó de gran fortuna.

De España eres orgullo y eres gloria,
tierno amor del andante caballero
Don Quijote, fermosa Dulcinea.

Él lidió, consiguiendo la victoria,
en lucha desigual, con valor fiero,
defendiendo tu honor en la pelea.

© Antonio Pardal Rivas

Abril 2005.

Anuncios

Comentarios en: "Dulcinea." (3)

  1. Almeida Holzer. dijo:

    Es innegable lo hermosos que son sus poemas. Me dan mucha alegria recibir sus correos. Nuevamente felicitaciones!!! Zulia — Venezuela

  2. Saludos, amiga Almeida. Y gracias por tu constancia.

    Antonio Pardal Rivas

  3. Valentina dijo:

    Lo bonito que escribes, parece que estuviera dirigido a la que lo esta leyendo y uno se siente tambien muy bonito Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: