Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Archivo para 1 mayo, 2011

Madre. Soneto en gaita gallega.


Dedicado en el día de la madre a la mujer que me dió la vida.

Madre que estás esperándome sola
en los confines del orbe infinito,
goza, que llega el momento ya escrito
del resplandor de una hermosa aureola.

Pronto oleré tu perfume a amapola
y abrazaré el recipiente bendito
donde entregaste con mimo exquisito
vida a mi ser con tu dulce parola.

Y cuando llegue el instante anhelado
en que el gran Dios designó su momento
para dejarme volver a tu lado,

mi corazón saltará de contento,
ya para siempre a tu ser abrazado,
paladeando el dulzor de tu aliento.

Antonio Pardal Rivas

26-09-09

Anuncios

Error. Desengaño.


Leyendo sus poemas vi una cara
henchida de bondad en su belleza.
Latió mi corazón con gran firmeza
logrando que mi pecho la admirara.

Aquel sueño llenome de algazara
creyendo descubrir la gran nobleza
de un alma que ocultaba su grandeza,
tras versos rebosantes de luz clara.

Mas luego restallaron ruidos secos
rompiendo en mil pedazos la hermosura
y el halo inmarcesible de sus ecos.

Y fue la calidad de su impostura
la que me descubrió sus embelecos
ocultos tras engaños sin mesura.

Antonio Pardal
2-08-08

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: