Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Archivo para 8 abril, 2011

No me rechaces, mi amor


 

No me rechaces, mi amor, que me muero.
Nunca desdeñes mi inmensa ternura.
Yo sólo quiero sentir la locura
de hacerte mía y decir que te quiero.

No me abandones, mi amor hechicero.
Nunca me quites tu tierna hermosura;
quiero gozar de la suave atadura
de ser por siempre tu fiel compañero.

Sin ti mi alma estará desvalida
como gacela perdida en el monte.
Sin ti no tengo ningún horizonte.

Pues eres orto y ocaso en mi vida.
Eres mi dicha, mi luz y mi gloria,
y solo vivo por ti, mi Victoria.

© Antonio Pardal Rivas

12-02-07

Anuncios

A la mujer


La esencia del amor que representas
marcha unida al valor de tu ternura,
que acentúan tus dones de dulzura,
sublimando las actos que tú alientas.

Muchos años, del hombre, fuiste esclava,
soportando en tu dulce corazón
la pena de una abyecta sinrazón
que con saña y vesania te trataba.

Mas un día cortaste las cadenas
que presas retenían tu libertad
con llaves seculares de malicia.

Y por fin conseguiste, mujer buena,
alcanzar el derecho a la igualdad,
venciendo tantos siglos de injusticia.

© Antonio Pardal Rivas.

8 de marzo de 2.005. Día de la mujer

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: