Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Mi ángel


A Victoria, mi ángel, en el día del Amor.

Fui recorriendo caminos
y recogiendo fracasos.
Nunca sabré quién fallaba,
si era yo el equivocado
o el mundo era el gran ingrato.

Luché con uñas y dientes
durante años y años
para conseguir amigos
en quien volcar mi ternura.
Y el premio que recibí
fue tristeza y amargura.

Ayudé con ilusión
al carente de fortuna,
y por más que lo intenté
no trabé amistad alguna,
pues mientras más amor di
más solitario me vi.

Solo existe una persona
que ha sabido comprenderme,
y me adora y reverencia
no cansándola el quererme.

Ese ángel de bondad
me rodea de ternura,
alivia todas mis penas
y me ama con locura.

Pero es tanto el desengaño
que las personas me causan,
y la actitud de este ser
es tan hermosa y gallarda,

que dudo ya seriamente
si se trata de un humano
o, por un favor divino,
es mi Angel de la Guarda.

© Antonio Pardal Rivas.

Septiembre 2005

Anuncios

Comentarios en: "Mi ángel" (5)

  1. ¡¡Es preciosa!! Cada día me gustan mas sus poesías.pero esta, es de las que mas me gustan,por que… pienso que hay un ángel de amor,a su lado que le hace sentirse muy feliz.Si así es, lo felicito.Saludos.

    • Gracias Mayte, otra vez más, por tus bellas palabras. Tengo la corazonada de que tú, igual que yo, has sufrido mucho en la vida y solo ahora alguien te está enseñando lo que es la felicidad.

      Puede que no sea así. Entonces dímelo para borrar al momento este mensaje.

      Resulta que mis poesías les gustan mucho a personas que saben lo que quieren decir las pañabras de soledad, engaño, abandono, desilusión y otras similares;
      pero también han llegado a apurar en ciertos momentos la cumbre de la dicha, el amor y la pasión.

      Bueno, al menos eso me ha pasado a mi.

      Un abrazo

  2. Muchas gracias por la poesía, Antonio. Es el mejor regalo que una mujer puede desear para el día de los enamorados. Porque las flores se marchitan, pero esas palabras que salen de tu corazón permanecerán siempre.

    No sé si soy tu ángel de la guarda, pero espero estar a tu lado siempre, como si lo fuera. Y por mucho tiempo. Te quiero.

    Victoria.

    • Hola, amor mío. No sé lo que me pasa pero, mientras más se acerca el final de mi vida, más te quiero. Me has hecho muy feliz en el tramo del camino en que has sido mi compañera. Mi tristeza ahora es que ya voy viendo acercarse el final del camino, cuando más te quiero. Cuando más te anhelo.

      Un beso muy fuerte

    • Ha pasado un año y he comprobado que no eres mi Angel. ¡¡Que error tan colosal padecí!!. ¡¡Después de 30 años y un hijo!!.

      Sigo sin comprender que te ha pasado…

Responder a Antonio Pardal Rivas Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: