Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Veinticinco años.


Ya llevamos juntos tantas Navidades
que son media vida de mi medio siglo.
Yo sí fuí tu ángel (eso me decías).
Y ahora sé que soy quien más te ha querido.

El tiempo que pasa, cambiándolo todo,
nos fue golpeando con penas y olvidos.
Tus hijos volaron, y también tus nietos,
y apenas quedaron pajas en el nido.

El hijo que tanto nos ilusionó
al fin se hizo un hombre y, sin darnos cuenta,
cambió los juguetes por un nuevo amor.

Y aunque no lo creas y dudes de todo,
y solo y enfermo te encuentres perdido,
te repito ahora lo que ya te dije
otras muchas veces que en estas me ví:

Que aquella chiquilla que tú encandilaste,
hoy señora gorda de mediana edad,
todavía tiene mucho amor que darte…
si es que la prefieres a la soledad.

Victoria Jimena Torres

9-12-2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: