Pequeña antología poética de Antonio Pardal Rivas.

Archivo para diciembre, 2006

Para ella


 

Para que nunca te olvides, mi amor,
de la pasión que sentí cuando era
quien te adoraba con loca ceguera,
aquí te dejo guardada una flor.

Y cuando sola, te mate el dolor,
y sientas tu alma asolada en la espera,
mira hacia arriba, a la cumbre cimera,
que allí estaré, junto al Sumo Hacedor.

Piensa en los días que juntos pasamos
bajo el amor más inmenso del mundo
que eternamente trabamos los dos.

Sueña aguardando a que juntos vivamos,
ya, de por siempre, en un goce profundo,
incorporados al seno de Dios.

© Antonio Pardal Rivas.

25-12-06

Anuncios

HADA


 

Oigo una voz que melódica canta
desde la fronda cerrada del bosque,
una balada de bellos acordes,
cuyo sonido de lejos me llama.

Es el gemir lacerante de un hada
enamorada hace tiempo de un hombre
que acobardado de amarla, se esconde,
al sospechar que lo embruja una maga.

Pena me da de escuchar el lamento
bajo la luz de la pálida luna,
y una congoja me abrasa por dentro.

Trágico llanto que lejos me abruma
al escuchar de la meiga el secreto,
con ese canto de amor y ternura.

© Antonio Pardal Rivas

30-noviembre-2006

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: